Primer encuentro de Autodefensa Feminista con AC La Kalle

El viernes 5 de mayo vimos cumplido otro sueño colectivo: la primera sesión de autodefensa feminista, barrial e intergeneracional impulsada por AC La Kalle, El Taller de Bienestar del CC Paco Rabal y Vk Antipatriarcal.

En el mes de marzo, al comenzar a mover la campaña, estuvimos con las compañeras de la AC La Kalle y empezamos a configurar el encuentro. ¿Por qué de autodefensa? Y, ¿por qué feminista? Porque en la La Kalle, desde hace un tiempo, sintieron la necesidad de promover un grupo de mujeres jóvenes para construir juntas un espacio de confianza y abordar temas de interés para ellas. Y así descubrieron que uno de ellos es el de la corporalidad (tema imprescindible en la historia de las reivindicaciones feministas).

Empezamos a pensar juntas cómo abordarlo y llegamos a la conclusión de que en la autodefensa feminista confluyen distintos aspectos fundamentales que trabajamos desde el cuerpo/mente:

  • el autocuidado y la autoestima, aprender a conocer y tomar en consideración el propio cuerpo y valorarnos a nosotras mismas en conjunto (quiénes somos, lo que hacemos, lo que soñamos…)
  • el apoyo mutuo y la sororidad, las mujeres nos necesitamos las unas a las otras por más que o, mejor dicho, porque el patriarcado se empeña en hacernos creer que “lo natural” es ser enemigas las unas de las otras. En el entrenamiento de autodefensa feminista, trabajamos con nuestros cuerpos y gracias a ellos, los de todas, para aprender y mejorar nuestras habilidades
  • la comunicación, aprender a emitir con nuestro cuerpo entero señales de calma y manejo de las situaciones difíciles

La autodefensa que no se desarrolla desde las bases feministas, se queda en lo meramente corporal, en aprender técnicas físicas sin prestar atención al resto de habilidades fundamentales para el empoderamiento de las mujeres que inciden en la prevención de las situaciones de peligro.

Para preparar la sesión, hemos trabajado fundamentalmente con materiales de dos compañeras que llevan mucho tiempo dedicadas a este tema: Maitena Monroy y Karin Konkle. Y hemos contado con el apoyo inestimable de Daniel Heredia, para preparar la parte relacionada con los actos más habituales que se dan en situaciones de violencia física (HAPV en sus siglas en inglés)

Comenzamos la sesión el El Lokal de AC La Kalle, tomándonos un tiempo para conocernos y empezar a poner en común desde nuestros nombres o cómo nos gusta que nos llamen, a aquellas habilidades que cada una tiene especialmente desarrolladas. Un inicio nada sencillo porque nosotras, las mujeres, entrenadas para resaltar y valorizar al resto de personas que nos rodean, no lo hemos sido igual para valorarnos a nosotras mismas.

Continuamos detectando situaciones de nuestra vida cotidiana que no nos hubieran hecho sentir bien y, una vez más, comprobamos que todas nosotras, sin importar la edad, la procedencia, la constitución física, la identidad sexual… sin excepción, hemos vivido situaciones desagradables por el hecho de ser mujeres (desde miradas, comentarios o actitudes intimidatorias a agresiones físicas, psicológicas o emocionales).

Nos dimos un tiempo para analizar algunos roles y mandatos de género y  cómo el hecho de que nuestra vida esté atravesada por esta concepción de género determina nuestra manera de entender y relacionarnos con el mundo, es decir, nuestra manera de sentir, pensar y actuar. Esta es la razón por la que aprendemos unas determinadas conductas como “apropiadas” para los varones, diferentes de las supuestamente “apropiadas” para las mujeres.1

Con un montón de ejemplos y experiencias compartidas, dimos paso a la segunda mitad de la sesión. Nos trasladamos al CC Paco Rabal y empezamos a trabajar desde y con nuestros propios cuerpos y los de las compañeras. Jugamos, calentamos motores, nos miramos a los ojos, nos fuimos reconociendo en las demás y apropiándonos del espacio.

Apropiándonos del espacio

Practicamos posiciones corporales para mejorar nuestra estabilidad, para aumentar la receptividad y la atención  y para empezar a defendernos. Combinadas con comunicación asertiva: mensajes breves y directos para hacer entender al agresor que esa actitud concreta no nos agrada y debe terminar.

Después, abordamos el hecho de que en ocasiones las estrategias de prevención no funcionan y llega el momento de afrontar una agresión física, así que comenzamos a practicar algunas técnicas concretas a emplear en caso de que alguien nos agarre por las muñecas o rodee nuestro cuerpo.

Y para finalizar, dedicamos un tiempo para trabajar la vuelta a la calma, mediante un ejercicio básico de respiración y relajación. Dos elementos imprescindibles de la autodefensa feminista ya que, si no conseguimos aprender a mantener la calma en situaciones estresantes, el resto de técnicas no podrán ser efectivas.

Como podéis observar, la autodefensa feminista no es aquella que centra su atención en lo físico, sino en todo lo necesario para mantenernos alerta desde el adecuado manejo de nuestras emociones y aprender a generarnos escenarios de seguridad y, si la situación lo requiere, técnicas para evitar ataques directos o poder repelerlos con éxito.

Pero esto no debe llevar a error, no significa que las mujeres seamos las responsables de las distintas formas de violencia que vivimos a diario, los responsables únicos de la violencia machista y patriarcal son los agresores y feminicidas, y todas y cada una de las instituciones que, con su manera cómplice de no abordar el tema con la importancia que tiene, perpetúan las relaciones de dominación heteropatriarcal y de clase.

Por todo ello, insistimos durante toda la sesión en que un sólo día no es suficiente, necesitamos entrenamiento constante para cambiar nuestros hábitos y derrotar los años y años de educación machista y patriarcal recibida.

La autodefensa feminista es una  manera de entender el mundo sabiendo que somos importantes y tenemos legítimo derecho a vivir en un mundo libre de violencia contra las mujeres.

Gracias a todas las mujeres maravillosas que conocimos en esta primera sesión (que no última!)

1 http://bivoslab.biocore.es/2016/09/19/claves-para-comprender-el-mundo-desde-el-feminismo-i-ciencia-y-feminismo/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s