Nueva agresión machista en Vallekas

Ayer nuestra compañera fue de nuevo agredida por su expareja. El pasado 27 de marzo, después de casi un mes sin señales del agresor, éste volvió a aparecer sentado en el portal de su vivienda. Casualmente, el 26 de marzo había finalizado el periodo de orden de alejamiento porque, una semana antes, un juez determinó que, “después de tres semanas sin verle, no era necesario reanudar la orden”.

Este es sólo un claro ejemplo más de cómo funciona el entramado patriarcal cómplice: justicia y agresores pertenecen a un mismo bando. Mientras que las mujeres agredidas, amenazadas y asesinadas y sus hijas e hijos, pertenecen al otro bando, el que se enfrenta a la desventaja, la desigualdad y la falta absoluta de recursos eficaces para frenar las violencias machistas.

En lo que llevamos de semana, hemos podido documentar varios casos de agresiones machistas. Estos son sólo algunos, que nos sirven para mostrar cómo las violencias machistas existen en nuestro país y ocurren a diario. Por esa razón, insistimos: “la violencia machista no es una expresión/situación individual ni aislada. Es un problema grave de todas las personas que componemos la sociedad. Y como tal, debe ser entendido y enfrentado

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s